Primeros días del año y Miguel y Jose se vienen unos días para Aran. La idea es hacer un poco de todo aunque yo aún sigo con tratamiento medico y llevo meses sin entrenar pero iré a mi ritmo.

Repartimos los días así:

Sábado 4 de enero: Escalada en Arangután, un nuevo rocodromo que ya lleva unos mese en el Valle. Vías de cuerda de varios tipos y zona de boulder.

Domingo 5 de enero: Esquí Alpino en Baqueira. Día muy bueno de esquí, al principio nieve polvo recién caída del día anterior pero luego se estropeó un poco.

Lunes 6 de enero: Dry-tooling en Bagergue. Vías con agujeros y maderas que nos hacen pretar hasta salir con los brazos hinchados.

Martes 7 de enero: Palau, gimnasio y rocodromo. Día de entreno en el panel del palau, el poliderpotivo que hay por aquí.

Miercoles 8 de enero: Esquí de montaña. La idea inicial era hacer el montarto pero tuvimos un problema técnico con el coche y acabamos foqueando por la estacíon, 700 metros de desnivel positivo hasta el cap de Baqueira y un buen descenso.

Buen contacto de nuevo con la actividad, el dedo que tenía lesionado de la mano para que ya responde bien al escalar, y de mis otros males en unas semanas espero estar de nuevo a tope.

Unas fotos:

pretando en Arangutan,

dándolo todo con el dry-tooling,

entrenando en el panel del palau,

foqueando hasta el cap de Baqueira,

Otro clásico de estos días ha sido las comilonas que nos hemos pegado, y es que Jose es todo un masterchef 😉

platos ricos ricos,

ese pulpo,

el roscón de reyes que no falte por estas fechas,