Aprovechando los últimos días de temperaturas aptas para hacer tapia, me voy un sábado con mi colega Jorge a escalar a Cienfuens. La vía escogida es la Kundalini, una ruta abierta el año que yo nací (1989) por Josep Vila y Armand Ballart.
La ruta en sí comienza por un diedro desequipado de 6a, muy bonito.

Posteriormente viene un par o tres metros de Ae en horizontal a la izquierda. Se dispone de un buril, y luego había un plomo, pero ya no está. Se destrepa como se puede hasta una pequeña fisura donde cabe un micro, y luego se sigue en libre (6a), hasta un clavo y luego recto hasta una reunión cercana.

Luego viene un largo de Vº que va a izquierda y hacia arriba hasta alcanzar una serie de diedros herbosos. Nosotros lo enderezamos un poco haciendo reunión bajo un arbol, que forma parte de la ‘Lagarto Negro’. Nos pareció más lógico.

Después Jorge hizo una tirada de 50m de 6a, por un tramo bonito de roca de buen tacto hasta una reu de clavos. 
Para acabar otra tirada larga de Vº que nos deposita en la cima, haciendo reunión en uns bogs.

 Nos gustó mucho la vía, y nos pareció menos rota de lo que habíamos oido. Pronto habrá que volver a esta pared.

Al día siguiente, con Sebas, nos dirigimos a escalar la Vías de Las Fisuras al Fire. Pero para esa crónica os dejo en manos de mi compañero de cordad (crónica) que se explica mucho mejor.

Un saludo