Escalada de la vía ‘Todo tiene fin’ en el macizo de los volaos en Riglos. Me acompaña Miguel ‘el Cebolla’. Optamos por una vía más o menos corta y rápida en un día de climatología dudosa.

Recorrido de la vía:

Al llegar arriba nos entristece que unos largos tan buenos y divertidos lleguen a su fin.

Después del descenso hacemos un poco de deportiva en los volaos y después bajo los techos de agüero, pues estaba a punto de llover, y allí llegó el rotpunk a oscuras y con frontal.
Un saludo