La última vez que me puse unos esquis de fondo fue como hace 15 años en llanos del hospital, y al ponérmelos hoy de nuevo parecía que no sabía esquiar. Tras una caída maja poco a poco ya le he ido pillando el tranquillo y junto con Axel hemos disfrutado de una buena jornada de esquí nórdico.

preparados,

buenas vistas desde el circuito de fondo de Beret:

aquí con el Aneto de fondo,

aquí con el circo de Colomers de fondo,

lo mejor después de una sesión de esquí de fondo: tumbona y cerveza,