Después de varios intentos fallidos de actividad, por fin el 30 de Diciembre, mi cumple 😉 subimos la pista del valle de Ballibierna hasta el refugio no guardado de Coronas a unos 1.900 metros, donde dormiremos esa noche y donde preparamos el material para los próximos 4 días.

Al final nos subimos material técnico, piolets, cuerda, hierros varios, tienda, comida para cuatro días, etc.

Los esquís se quedan que ya llevamos una mochila muy tocha.

Empieza la aventura,

preparando la mochila, material imprescindible, crampones, piolets…

los mochilones, pesan casi como nosotros,

El día 31 de Diciembre subimos todo hasta el ibon medio de Coronas a 2.750 metros, no sin esfuerzo ya que nuestras mochilas pesan lo suyo, y plantamos la tienda en el sitio que será nuestro hogar los proximos cuatro días.

Mientras subimos va desapareciendo la vegetación, no hay arboles, no hay gente, no hay huella, solo Miguel y yo con el macizo del Aneto. Como diría Bonatti en alguno de sus relatos, parece esto un planeta deshabitado.

Subiendo a los ibones de Coronas, primero por bosque y luego ya por nieve,

preparamos nuestro pequeño refugio,

Después de montar la tienda dejamos las mochilas, cogemos lo mínimo y nos vamos para el Aragüells. Primero llegamos hasta el collado de Cregueña para ver el enorme lago, y luego desde este collado entre palas de nieve a veces empinadas (40º-45º) y con nieve dura, y otras veces por roca llegamos a la cima del Aragüells (3.037 metros). Para bajar bajamos por una pala de nieve mucho más cómoda.

Mientras subimos utilizamos la técnica “bastón tracción”, quizá la técnica más inútil del mundo, consiste en llevar los palos en la mano porque la mochila se ha quedado abajo, los palos no hacen nada, solo estorban mientras se van escalando mini corredores de nieve dura. Eso sí como la bajada era mucho más fácil ahí siempre van bien 🙂

Cima del Aragüells,

la ruta de subida y de bajada más o menos al Aragüells, rojo subida, verde bajada,

los días siguientes que hacía mejor tiempo se veía mejor la ruta,

la ruta de subida hasta el ibon medio de Coronas donde plantamos la tienda,

la ruta hasta el pico,

Hoy es noche vieja pero el cansancio de llevar semejante mochilón hasta aquí más el ascenso al pico me pasa factura y a las 7 de la tarde ya estaba sobando en el saco hasta el día siguiente.

La aventura continua…