El pasado viernes 21 de mayo por la tarde me fui desde el valle de Aran a la Besurta, cuando llegué me quede sorprendido de la cantidad ingente que había de coches, parecía más un parking de un centro comercial que un parking de montaña. Saque mi esterilla y saco, cene algo y me eche a dormir en la hierba.

Al día siguiente sábado 22 me levanto me preparo y a las 7 y 15 me pongo en marcha.

Después de 3 horitas adelantando gente, parecía eso una romería, llego al final del glaciar de la maladeta donde empieza la subida al collado de la rimaya, una rampa de nieve de unos 45º – 50º y en algún tramo puede que tenga 55º – 60º.

La rampa en cuestión,

Antes de subir hago una parada larga de unos 30 minutos para beber, comer, descansar un poco y calzarme los crampones. Dejo los esquís y en 15 minutos estoy en la cima.

Trozo final desde el collado de la rimaya a la cima,

en la cima unos chicos muy majos me hacen unas fotos y me ofrecen un trago de limoncello para beber, eso si que es ir bien equipado, jeje.

fotos cima:

con la cresta del medio y el Aneto al fondo,

el valle de aran desde la cima,

el ibón de Cregueña helado,

al bajar por la rampa que lleva de nuevo al glaciar un niño de unos 8-10 años se atasca y se forma un tapón importante.

empezando a bajar,

el tapón,

desde el glaciar se ve como aún seguía el tapón,

de nuevo en el glaciar de la maladeta me preparo los esquís y gozo de un tremendo descenso casi hasta la Besurta. Me quedaría aquí esta noche para hacer actividad al día siguiente pero mis deberes como guia me reclaman para el domingo así que cojo el coche y me vuelvo para Aran.

el track,